viernes, 6 de marzo de 2009

El olor de la vida.

Con todo esto de la inseguridad, la muerte y la pena de muerte, me vino a la cabeza la frase "hay mucho olor a muerte".
Y me puse a pensar, qué curioso, conocems tan bien el olor de la muerte, pero no el de la vida. Quizas nos tengamos que morir para reconocerlo.
O quizás estemos tan acostumbrado a él que (como la vida) lo despreciamos.

1 comentario:

  1. El olor de la vida es el olor de mis hijos; cada uno tiene su olor; el olor de la albahaca, el olor rudo del geranio rosa.
    besos
    Lindo Post-

    ResponderEliminar